Discutiendo la autenticidad en la música salsa

Markus Ochse

Resumen


La salsa se desarrolló en base a música popular bailable cubana y puertorriqueña, y, uniéndose al jazz norteamericano, al folklore, al rock y al pop, se hizo un nuevo horizonte dentro de la comunidad de latinos de Nueva York a fines de los años 60 y durante los 70. Siendo mucho más que sólo música divertida para bailar, la salsa muy pronto se perfiló como un emblema de la identidad de latinos, y fue usada también como un concepto cultural y socio-político en muchas partes de América Latina. No obstante este desarrollo, a mediados de los años 80 la música ha cambiado hasta llegar a ser vista incluso como algo contra-rrevolucionario y carente de calidad estética, expresividad y pretensión, que ya casi no merece llevar el nombre de "salsa". Este artículo trata sobre debates estéticos acerca de calidades musicales en términos de autenticidad que se llevaron a cabo en Cali, Colombia. Se intenta llegar a una deconstrucción de nociones esencialistas de autenticidad, considerando que la salsa en Cali no se hizo popular porque haya representado de manera auténtica a su gente, sino que se ha hecho popular, más bien, por permitirle a la gente construir nociones de autenticidad, verdad e identidad, poniendo sus propios estándares estéticos a su disposición.

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.18441/ind.v21i0.25-33

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.



 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

© 2017 | IAI SPK

Ibero-Amerikanisches Institut PK